en aprendizaje

Como leer un libro… ¿Ya leíste un libro para luego darte cuenta que no entendiste nada?

¡Esto es algo por lo que pasan muchas personas!

Y, en la mayor parte de los casos, culpamos al autor, ¿no es verdad?

La realidad es que, en muchas ocasiones, no sabemos cómo leer correctamente.

Hacer este resumen fue una gran experiencia ya que me ayudó a pensar sobre mi proceso de estudio y lectura.

Con el resúmen del “Cómo leer un libro” espero ayudarte a comprender mejor tus lecturas, así como traerá consejos sobre cómo leer determinados tipos de libros, sin ideas preconcebidas ni prejuicios.

Aumentando tu Conocimiento a través de la Lectura

Cuando lees un libro, dos cosas puede pasar: o entiendes todo perfectamente, o entiendes lo suficiente para saber que no entendiste absolutamente nada.

Leer es un ejercicio para aumentar tu conocimiento.

Y para alcanzar este objetivo son necesarias dos condiciones.

La primera es que exista una desigualdad inicial en el entendimiento: el autor y el lector deben poseer ideas y conocimientos distintos.

Posteriormente, el lector debe superar esa desigualdad para finalmente, comprender el texto.

Como Leer un Libro: Entediendo los diferentes Niveles de Lectura

 

Si quieres leer mejor, es necesario entender los diferentes niveles de lectura.

Para el autor del libro, existen cuatro niveles de lectura.

Estos son cumulativos en el sentido de que cada nivel abarca todos los anteriores, así que no conseguirás avanzar a un nivel más alto sin dominar los anteriores.

Los cuatro niveles de lectura son: Lectura elemental, de inspección, analítica y sintópica.

¿Vamos a conocerlos?

La Lectura Elemental

 

Para dominar este nivel, necesitas conocer los fundamentos del arte de leer. Nuestro primer encuentro con la lectura es en ese nivel; desafortunadamente, muchas personas nunca avanzan hacia los niveles posteriores.

En este nivel de lectura, la pregunta que el lector intenta responder es ”¿Qué dice esta frase?”.

A pesar que pueda ser considerada una pregunta compleja, en este escenario debe ser analizada en su sentido más simple.

Las habilidades de la lectura elemental tienden a surgir muy temprano para la mayoría de las personas. Sin embargo, continuamos enfrentando problemas con ese nivel de lectura, sin importar nuestra capacidad como lector.

La mayoría de esas dificultades es mecánica y puede ser rastreada al inicio del aprendizaje de la lectura. Superar esas dificultades normalmente nos permite leer más rápidamente.

Para una lectura elemental, existem cuatro sub etapas básicas:

  • Lectura lista (desarrollo físico precoz)
  • Lectura simple (vocabulario pequeño; habilidades simples)
  • Lectura expandida (vocabulario extenso; asuntos diversos; satisfacción)
  • Lectura refinada (entendimiento de conceptos; comparación de diferentes puntos de vista)

La lectura lista comienza en la época del nacimiento y continúa hasta cuando se tiene entre seis y siete años.

Este tipo de lectura incluye los preparativos para que la persona aprenda a leer.  

La preparación física envuelve el desarrollo de una buena visión y audición; la preparación intelectual involucra un nivel mínimos de percepción para que el niño recuerde palabras enteras o letras que combinan.

La preparación del lenguaje tiene que ver con la habilidad de hablar claramente y de usar frases en orden correcto.

En la leitura simple, los niños aprenden a leer cosas simples.

Inician dominando entre 300 a 400 palabras al final del primer año. Las habilidades básicas son introducidas en esa época, como el uso de contextos.

Al final del periodo, se espera que los niños lean libros sencillos con independencia.

La lectura expandida es caracterizada por el rápido progreso en la construcción del vocabulario y por el aumento en la habilidad de entender contextos.

Los niños en este nivel aprenden a leer por motivos diferentes y en diferentes áreas de contenido como ciencia, artes, estudios sociales, etc.

Finalmente, la lectura refinada es caracterizada por el refinamiento y desarrollo de las habilidades adquiridas anteriormente.

El estudiante comienza a ser capaz de asimilar sus experiencias de lectura, es decir, transportar los conceptos de una lectura para otra, comparando diferentes puntos de vista sobre el asunto.

Esta etapa de lectura madura, debe ser adquirido por jóvenes, al inicio de la adolescencia y debe mantener un desarrollo continuo por el resto de la vida.

La Lectura de Inspección

 

El enfoque de la lectura en este nivel es extraer el máximo de un libro en un cierto periodo de tiempo.

Cuando lees en ese nivel, tu objetivo es examinar la superficie del libro para aprender todo que esa superficie puede enseñarte.

Técnicas para lectura de inspección de un libro incluyen:

  • Skimming sistemático o pre lectura. Esta técnica consiste en leer los tópicos principales rápidamente, sin fijarse mucho en las frases;
  • Leer el título de las páginas y el prefacio para entender qué esperar de un libro;
  • Buscar algunos pasajes que parecen cruciales;
  • Leer las notas del editor para entender el contexto del libro;
  • Buscar los capítulos fundamentales y leer los pasajes de apertura y/o de cierre;
  • Ojear todo el libro, leyendo algunos párrafos y/o páginas por el libro, especialmente al final, buscando el argumento central.

La Lectura Analítica

 

El tercer nivel de lectura, la lectura analítica, es una actividad más compleja y sistemática del que los dos niveles anteriores.

La lectura analítica es una lectura minuciosa, completa. El lector analítico debe hacerse muchas preguntas organizadas sobre lo que está leyendo.  

La lectura analítica probablemente no será necesaria si tu objetivo con la lectura fuera apenas buscar informaciones simples o entretenimiento. La lectura analìtica es utilizada, particularmente, con el objetivo de comprender el texto de manera más profunda.

Cambiar tu mentalidad de una condición de poca comprensión, con la ayuda de un libro, es casi imposible a menos que tenga por lo menos alguna habilidad con lectura analítica.

Técnicas para la lectura analítica incluyen:

  • Subrayar frases importantes;
  • Hacer líneas verticais para marcar secciones importantes;
  • Hacer marcaciones en el margen como asteriscos o estrellas;
  • Destacar palabras claves o frases;
  • Hacer anotaciones estructurales – sobre el contenido del asunto;
  • Hacer anotaciones conceptuales – sobre los significados y conceptos explorados en el libro;
  • Hacer anotaciones dialécticas – sobre el formato del argumento en las grandes discusiones sobre las ideas de otras personas;

La Lectura Sintópica

El cuarto y último nivel de lectura es el más complejo y sistemático. Este hace exigencias más pesadas para el lector, incluso si el material es relativamente simple.  

Otro nombre para ese nivel de lectura es ‘lectura comparativa’.

En esta etapa, el lector está leyendo muchos libros, no solo uno, comparándolos unos con otros y con asuntos e informaciones relacionadas al libro.

Una comparación simple de los textos no es suficiente: la lectura sintópica envuelve mucho más.

Con la ayuda de los libros que están siendo leídos, el lector es capaz de construir un análisis del asunto que puede no estar en ninguno de los libros.

Es lectura es la más activa y exigente.

Técnicas sintópicas incluyen:

  • Establecer terminologías comunes entre libros diversos;
  • Aclarar dudas y problemas a través de contenidos sobre el mismo asunto;
  • Analizar la discusión y el punto de vista del autor para buscar la verdad;

Aprendiendo a Criticar un Libro

Leer es como dialogar, la única diferencia es que, aquí, el lector tiene la palabra final.

Como lectores, debemos a los autores un juicio justo y considerado de su obra. E so significa que debemos suspender nuestras suposiciones, entender sus puntos de vista y buscar por argumentos para concordar o entrar en desacuerdo con la narrativa.

Debes ser capaz de decir, con confianza, “entiendo”, antes de decir frases como: “estoy de acuerdo”, “no estoy de acuerdo”, o “no tengo opinión”.

La mayoría de las personas piensa que vencer una discusión es más importante que aprender la verdad.

Sin embargo, la única manera de vencer una discusión, es adquiriendo conocimiento.

El desacuerdo es inútil a menos que sea considerado como una manera de resolver un problema, o como una aproximación justa de verdad.

La primera cosa que debemos hacer es entender el autor, a partir de ahí, hacer una observación crítica a la secuencia y la lógica de los argumentos del autor.

La lectura crítica es una cuestión de disciplina. Debemos evitar cualquier prejuicio  y conceptos previos.

Recuerda que somos racionales, pero también emocionales.

Reconoce tus sentimientos y juzga el libro con argumentos con una base real y contextualizados.

Sé consciente que el autor y tú poseen sus propios prejuicios y suposiciones. Por eso, intenta ser imparcial y evita prejuicios.

El autor necesita dar razones para decir lo que dice, y tú también necesitas tener razones para discrepar con él.

Hacer comentarios como: “no sé lo que quiso decir, pero creo que está equivocado”, no ayuda para nada.

No tiene ningún sentido responder a críticas de ese tipo.

Finalmente, puede parecer obvio, pero no juzgar o criticar también es una manera de criticar.

Eso quiere decir que no estás convencido o no fuiste persuadido de ninguna manera por la obra.

Leyendo Diferentes Tipos de Libros

Libros Prácticos

¿Qué es un libro práctico? Cualquier libro que contenga reglas, guías o cualquier tipo de direccion práctica.

Existen dos tipos de libros prácticos: los libros con reglas actuales, en las que cualquier discusión en el mismo gira en torno a esas reglas; y los libros con principios que dan origen a las reglas.

Mientras lees cualquier libro práctico, debes hacerte algunas preguntas. Algunos buenos ejemplos son:  

  • ¿Cuál es el asunto del libro?
  • ¿Qué quiere el autor que haga?
  • ¿Cómo el auto sugiere que haga eso?
  • ¿Los objetivos del autor están, junto con los medios propuestos, de acuerdo con su concepción de lo que es cierto?

Leyendo Historias, Piezas, Poesías y Biografias

 

Para leer historias y comprender la obra como un todo, esta debe ser leída de una vez, o por lo menos en el menor periodo de tiempo posible.

Debemos también tener cuidado para diferenciar los libros que satisfacen nuestras necesidades inconscientes individuales, antes de decir que una obra es buena.

Cuando la obra es una pieza, esta es solo comprendida cuando es actuada en un escenario.

Por lo lanto, el lector requiere imaginar esa dimensión mientras lee, como si la pieza estuviese siendo actuada.

Esa lectura es mejor comprendida cuando es leída en voz alta, lentamente y por medio de palabras que son entonadas con orden y ritmo.

Lee todo sin interrupción, lee en voz alta y leelo más de una vez. Cualquier buen poema lírico, posee unidad.

Por último, biografías y autobiografías son narrativas sobre la vida de alguien, es decir, una historia de una persona o de un grupo de personas.

Las autobiografías revelan mucho sobre el alma del autor.

Las biografías son en su mayoría escritas, después que la persona murió. En estas, el autor reúne todo el material que consiguió sobre la persona.

Ten en cuenta que las biografías autorizadas son muchas veces alteradas para que la persona sea vista desde un punto de vista positivo.

Leyendo Libros de Ciencias y Matemáticas

 

Antiguamente, cuando no existía una especialización institucionalizada, todos los libros científicos y matemáticos eran escritos por laicos, para que cualquier persona pudiera leer.

Actualmente, los libros más modernos sobre estos temas son escritos para personas del mismo campo de estudio que el del autor.

Para una lectura eficiente de textos científicos, se quieres realmente entender la ciencia, debes seguir el experimento que el científico hizo.

De esta forma, consigues entender la parte inductiva que es característica e la ciencia.

Es aún mejor si puedes rehacer los experimentos o si puedes visitar un laboratorio o algún lugar en el que los experimentos sean hechos.

Intenta observar las evidencias que llevaron al autor a la conclusión.

Cuando es una lectura de textos matemáticos, el autor nos recuerda que la matemática es un lenguaje, y que es el lenguaje menos influenciados por los sentimientos.

Este habla mucho sobre la belleza y satisfacciçon de la matemática, gracias a su abstracción y símbolos.

Leyendo Libros de Filosofia

La filosofía intenta responder preguntas como: la existencia del ser, cambios, la necesidad y la contingencia, el conocimiento humano, el libre albedrío, el bien y el mal, lo cierto y lo errado, virtudes y vicios, felicidad, justicia, individuos y la sociedad y los propósitos de la vida.

El problema filosófico es intentar explicar y no describir, la naturaleza de las cosas. El principal objetivo al leer filosofía es pensar sobre lo que o autor está diciendo.

Todas las cuestiones filosóficas, al final, requieren ser respondidas por la persona que está leyendo sobre ellas.

Para maximizar su comprensión, lo mejor que puedes hacer es leer más de un filósofo sobre un tema específico.

El autor explica que tenemos más o menos las mismas experiencias, pero lo que nos diferencia de los grandes filósofos es el hecho que estos pensaron profundamente sobre sus experiencias.

Existen maneras diferentes por las cuales esos filósofos dejaron impresión de sus pensamientos para siempre.

Leyendo Libros de Ciencias Sociales

Es muy difícil definir lo que son las ciencias sociales, y es también muy difícil definir que tipo de libro estás leyendo en esa área.

En ciencias sociales, es importante leer una cuestión particular o un problema en vez de un autor particular o un libro, porque esta es una ciencia que cambia rápidamente.

El autor también recomienda la lectura de autores que influenciaron el libro que estás intentando leer, o por lo menos conocer un poco más sobre quien escribió esos libros.

Obras de esta área requieren ser leídos de forma sintópica.

Busca por Auxilios a la Lectura

Algunos libros son más complicados y puede ser más difícil entender lo que el autor quiere decir.

Por eso, podemos buscar algunos auxílios que nos ayuden con la lectura.

Existen dos tipos de auxílios: la lectura extrínseca y la lectura intrínseca.

Cuando hablamos de lectura extrínseca estamos refiriéndonos a leer un libro a la luz de otros libros.

La lectura intrínseca implica leer un libro sin relación a otros libros.

La lectura extrínseca puede ser separada en cuatro categorías principales.

Experiencias relevantes

Puedes tener a ayuda de dos tipos de experiencias relevantes para entender libros complicados. Las experiencias comunes y las experiencias especiales.

Las experiencias especiales deben ser buscadas de manera activa y solo están disponibles para las personas que las buscan.

Un ejemplo de experiencia especial es la de un antropólogo que viaja para el Amazonas para estudiar los habitantes de una región no explorada.

Las experiencias comunes están disponibles para todas las personas, pero no requieren ser compartidas por todos para ser comunes.

La experiencia de ser padre por ejemplo, es común pero no es compartida por todos los seres humanos.

Otros libros

Leer otros libros relacionados puede ayudar a entender los libros difíciles. Algunas veces los autores son influenciados por otros autores, entonces cuando lees esos libros, puedes entender mejor los contextos y otros detalles importantes.

Comentarios y resúmenes 

Los resúmenes pueden ser utilizados si quieres conocer el contenido del libro antes de leer, para saber si la lectura será relevante para ti.

En cuanto a los comentarios, es importante que solo leas comentarios después de haber leído el libro, para que no seas influenciado por estos.

Libros referencia 

Son los diccionarios y las enciclopedias. Para usar estos libros, necesitas tener por lo menos una vaga idea de lo que quires saber, y así mismo, saber dónde encontrar las respuestas.

La lectura intrínseca puede ser separada en las siguientes partes:

  • Resúmen: un resumen no puede substituir la lectura del libro, pero te ayuda a entender si quieres leer el libro en cuestión;
  • Prefácio
  • Introducción
  • Prólogo
  • Notas del autor

Buscando Ayuda en Otros Libros

La mayoría de los millones de libros escritos en el mundo occidental – más del 99% de los libros – no te ayudarán a mejorar tu habilidad de lectura.

Y no debes esperar aprender cualquier cosa importante con esos libros. La verdad, no necesitas leerlos de manera analítica.

Una lectura utilizando técnicas como el skimming, muchas veces, es más que suficiente.

Un libro que hace un buen trabajo entreteniendote puede ser muy divertido por una hora, pero no debes esperar aprender nada con él.

Mientras tanto, existe una segunda clase de libros con los cuales puedes aprender – cómo leer y cómo vivir.

Esos libros corresponden a menos del uno por ciento de los libros y demandan mucho del lector.

Finalmente, la tercera clase de libros, es incluso menor: los libros que ni el mejor lector consigue obtener toda la información.

Debes buscar esos pocos libros, pues tendrán gran valor. Son libros que te enseñan mucho, tanto sobre lectura como sobre la vida. Además, te harán querer repetir la lectura innumerables veces y te ayudarán a crecer.

Leyendo y Evolucionando la Mente

La lectura activa es el acto de hacer preguntas y buscar las respuestas. Buenos libros ejercitan la mente, mejoran las habilidades de lectura y enseñan sobre el mundo y sobre nosotros mismos.

Y exigen mucho de nosotros.

Pero existe un mundo más allá de los buenos libros – el de los libros excelentes. Los buenos libros no necesitan tener más de un significado o no exigen más que una lectura.

Por otro lado, los libros excelentes poseen muchos significados y requieren ser leídos muchas veces.

Haz el siguiente test para saber si un libro es excelente:

  • ¿Si estuvieras en una isla desierta, cuáles serían los 10 libros que llevarías contigo?
  • ¿El libro parece impactar en tu desarrollo?
  • ¿Ves nuevos matices cada vez que relees el libro?

Solo conseguirás mejorar como lector si lees libros que te desafíen, que estén más allá de tu capacidad. Estos trabajarán tu mente y te ayudarán a evolucionar, de esta forma, conseguirás aprende.

Finalmente, nuestra mente puede atrofiarse si no es usada, así como pasa con los músculos. La atrofia de los músculos mentales es el castigo que pagamos por no realizar ejercicios mentales.

Los grandes escritores siempre fueron grandes lectores, pero eso no significa que estos leyeron todos los libros que fueron listados como indispensables. En muchos casos, leyeron pocos libros, pero los leyeron muy bien.

Y es porque ellos dominaron esos libros y se volvieron parte del mundo de los autores.

De esta forma, pasaron a ser autoridades en el medio. El curso natural de eventos es que, un buen alumno se vuelva un profesor, y de la misma forma, un buen lector se vuelva un autor.

Conclusion

Leer bien, es decir, leer activamente, no es solo un medio de avanzar en el mundo y en tu carrera. Leer bien mantiene tu mente viva y en crecimiento constante. Busca libros que sean excelentes para ti.

Desarrollar habilidades de lectura adecuadas, te ayudará a adquirir nuevos conocimientos y a aprender más sobre los diferentes tópicos que te interesan.

Y tú?


Qué piensas de las ideas del Mortimer Adler acerca de como leer un libro?

Te llamó la atención alguna?

Me encantaria charlar contigo en los comentários. ????