en aprendedorismo

¿Ya dijiste cosas del tipo “no soy centrado”, “no puedo hacer sólo una cosa”? o “yo nunca seré un experto en nada”?

¿Sientes que la mayoría de la gente tiene claridad sobre la vocación, menos tú?

Entonces, es muy posible que seas un scanner!

Aceptarte como scanner significa cambiar la forma en que te ves en el mundo. Si te sientes perdido en la gestión de tus diferentes talentos, este libro es para ti. Eso no sólo te hará reflexionar sobre tu verdadera identidad, sino también ofrecerte herramientas, consejos y técnicas para superar tus obstáculos. De ahí, estarás libre para hacer lo que quieras de forma productiva.

¡Elija no elegir!: Utilice todos tus intereses, pasiones y hobbies para crear la vida y la carrera de tus sueños

Historia de Barbara en UC Berkeley

En su primer día de clases en la universidad, la autora se sintió muy emocionada al leer el catálogo de disciplinas. Sus amigos no entendieron las lágrimas escurriendo de su rostro tán sólo por la posibilidad de elegir entre varias materias.

Después de varias conversaciones, sus amigos se inscribieron en 5 o 6 materias. La autora se inscribió en 10! Resultó que fue reprobada en 5 y casi no pasó en las otras. Así, llegó a la conclusión de que la facultad era mucho más difícil que la secundaria. Además, no entendía por qué seguían existiendo los exámenes. En su cabeza era suficiente estudiar las materias y listo.

En el momento de definir su carrera, eligió las Matemáticas porque le parecía la cosa más increíble que una persona podría aprender en la vida. Sin embargo, desistió porque se puso muy difícil. Enseguida, cambió de carrera y se graduó en Antropología.

Aunque había conquistado su diploma, no logró un empleo relacionado con su carrera. En realidad, la autora no tenía la costumbre de dar un fin práctico a las cosas que había estudiado. Ella simplemente amaba aprender y quería seguir haciéndolo. Incluso su familia creía que era un poco loca, pero aún tenían orgullo de ella.

En cierto momento, necesitaba un trabajo para ganar la vida, ya que era madre soltera con hijos para crear. Considerando las posibilidades, hacer posgrado estaba fuera de cuestión porque le sacaría dinero y tiempo. Por fin, consiguió una oportunidad para trabajar en prefecturas dando apoyo a personas necesitadas, ex dependientes químicos y ex reclusos.

La revelación del scanner

El gran descubrimiento de Barbara sobre el tema de carrera vino cuando empezó a leer sobre personas famosas de la historia como Aristóteles, Goethe, da Vinci y Ben Franklin. Su intención fue observar en esas figuras que poseían varios intereses algo que pudiera ayudarla. Al tener contacto con sus cuadernos, cartas y contenidos, notó algo raro. Ninguna de ellas parecía tener algun problema por no quedarse en sólo en una área.

Saltando de un asunto a otro con total libertad, nunca parecían culpables al dejar un proyecto inacabado. Además, no siguieron una carrera lineal, si es que se puede llamar su trayectoria de carrera.

¿Cómo lo hicieron? ¿Quién les dió permiso para hacer cualquier cosa que les interesaba?

La conclusión a la que llegó la autora fue que en su tiempo, nadie pensaba que había algo mal en ser varias cosas a la vez.

Entonces, la escritora les puso el nombre “Scanners” a ese grupo de personas. La explicación es que en lugar de sumergirse en las profundidades, escanean la superficie de los intereses.

¿Quiénes son los scanners?

La curiosidad intensa sobre innumerables temas no relacionados es una de las características más básicas de los scanners. Ellos son infinitamente inquietos. Esa es precisamente la razón por la cual no quieren especializarse en nada que aman, porque eso significaroa desistir de todo el resto. Algunos incluso piensan que ser experto sería aburrido. Fíjate a los siguientes dichos:

  • “No soy constante en nada”
  • “No soy centrado. ¿Sé que debo concentrarme en una cosa, pero cuál?”
  • “Perdí el interés en cosas que creía que eran mis pasiones”
  • “Me siento aburrido luego que sé cómo hacer algo”
  • “No puedo hacer nada dos veces”
  • “Sigo cambiando de idea sobre lo que quiero hacer y sigo no haciendo nada”
  • “Acepto trabajos que pagan mal porque no tengo disposición para profundizarme”
  • “No voy a elegir un enfoque de carrera porque tal camino puede no ser lo bueno para mí”
  • “Muchas personas tienen un llamado, menos yo”
  • “Nunca seré un experto en nada, siempre estoy en el nivel principiante de algo.”

Si ya dijiste alguna de frases, hay grandes posibilidades de que seas un scanner.

Identificarte como tal significa cambiar la manera como te ves en el mundo. Comienza con el entendimiento básico de que no debes más tratar de encajarte en la norma y empezar a aprender sobre quién realmente eres. Para ayudarte a construir un futuro productivo, tu necesitas algunas instrucciones.

Desafortunadamente o no, no hay una carrera en la universidad que te instruccione como hacer el mejor uso de tu curiosidad. Igualmente, no existe puesto predeterminado en el mundo del trabajo para los multi talentosos. Lo que existe es una presión de nuestra cultura para crear expertos, que simplemente no es equilibrada con el culto a la diversidad de habilidades.

Recompensa del scanner

Generalmente, los procesos de orientación vocacional sugieren elegir una dirección profesional como parte de la investigación, pero esto no funciona muy bien con los scanners. Por más raro que pueda sonar, hay scanners que simplemente no consiguen elegir una dirección, aunque sea en carácter experimental. Es como decir a una madre que elija sólo uno de sus hijos para alimentar. Esto simplemente no es posible.

Siempre que las personas se quejan de que no son centradas, que pierden el interés con facilidad, que no logran encontrar la pasión, o que no consiguen tomar una decisión, la autora utiliza la metáfora de las abejas.

Nadie normal jamás acusaría una abeja de no centrarse o de perder el interés con facilidad. Nadie dice que las abejas no se deciden acerca de qué flores explotar. En realidad, asumimos que cuando una abeja deja una flor, hay una razón de ser. Cuando están en una flor por 2 segundos o 20 segundos, entendemos que es lo tanto de tiempo que necesitan para lograr lo que vinieron hacer, que es la recompensa.

La recompensa de la abeja es el néctar. ¿Y cuál es tu recompensa, Scanner?

No es fácil contestar a esta importante pregunta. Cada scanner es único en este sentido. Aquí entra la necesidad de auto-observación y autoconocimiento para que descubras cuál es tu néctar.

De todos modos, aquí está una lista de las recompensas de scanner más comunes, que te pueden ayudar a identificar el tuyo:

  • Saber cómo hacer muchas cosas para poder ayudar a los demás
  • Insights, revelaciones, descubrimientos, vislumbres que te hacen decir: “¡No lo sabía!”
  • Cualquier cosa nueva: personas, lugares y experiencias
  • Generar impacto, ser visto, construir una reputación y un legado
  • Ejercitar la inteligencia para sentirte bien
  • Utilizar todas las partes de tu ser: la lógica, la intuición, la empatía y las habilidades técnicas
  • Desafiarse, probar tus límites y evaluar lo bueno que puede ser
  • Estudiar cualquier cosa: cómo hacer sushi o cómo cantar canciones medievales
  • Crear algo que antes no existía, crear soluciones
  • Imaginar posibilidades, construir prototipos y planificar cosas
  • Hacer cosas lindas, tener belleza a tu alrededor, reconocer belleza donde no es obvio
  • Encontrar comunidades donde pueda pertenecer a algo que admira
  • Descubrir lo que está pasando, cómo funcionan las cosas y lo que está debajo de la superficie
  • Entender el todo y establecer relaciones entre las cosas
  • Aprender haciendo, por ejemplo, cómo un carpintero construye una mesa, como hacer jarabe de boldo, como hablar algunas palabras de un idioma.

Lo importante es observar que cuando tu satisfaces tu curiosidad, la Recompensa disminuye en la misma proporción, hasta llegar al aburrimiento. Esto es tan natural como comer cuando el hambre llega y dejar de comer cuando la panza está llena.

Encima de todo, la principal razón que distingue los scanners y que hace que no se limiten a nada, es su alta velocidad de aprendizaje. Los scanners corren por diferentes intereses en tiempo record porque aman y aprenden con una gran facilidad. Esto hace del aprendizaje la habilidad en que son más talentosos.

Al mismo tiempo, para el scanner no tiene sentido tratar de especializarse en el campo de la teoría del aprendizaje, porque una vez que entienda los problemas, va a abandonarlo como cualquier otro tema.

¿Quienes no són scanners?

Los expertos son los primeros que aparecen en la lista de los que no son scanners. A las personas que están felices siendo completamente absorbidas por un campo, Barbara les da el nombre de “Divers” o buceadores. Algunos ejemplos claros son músicos profesionales, científicos, matemáticos, atletas y así sucesivamente. La diferencia es que los Divers consiguen “relajarse” explorando algo diferente solamente como hobbie, pero raramente son apasionados por varios intereses, a no ser su propia área. En la práctica, pueden fácilmente desistir de todas las otras ideas para seguir un solo enfoque, algo que Scanners no logran hacer.

Las personas con depresión a menudo se confunden como Scanners, lo que es un equívoco. Aunque los scanners y las personas con este cuadro puedan tener dificultades para elegir algo para hacer, sus motivos son de naturaleza distinta. Los scanners no eligen por miedo a dejar algo fuera. Las personas deprimidas no eligen porque no sienten ganas de tener actividades.

De forma semejante, los Scanners también se confunden con personas con déficit de atención. Siendo la autora una scanner y también diagnosticada ese déficit, ella afirma con su experiencia personal que esa mezcla también es equivocada. Aunque los dos se sienten confusos, sus motivos son diferentes. Por ejemplo, un ataque de hiperactividad produce una niebla mental que impide que alguien recuerde lo que está haciendo. Por otro lado, sentir confusión como Scanner significa que estás siendo atraído por tantas cosas que a veces te puedes olvidar tu proyecto actual o el siguiente.

Por lo tanto, el mensaje principal aquí es: no confunda los scanners con algo que no son.

Tipos de scanner

Los scanners no son todos iguales. En realidad, la autora los divide en dos grandes grupos: los Cíclicos y los Secuenciales. El primer grupo se define por no repetir un tema, es decir, siempre se mueve a la siguiente área. Los secuenciales a su modo, son conocidos por volver a sus áreas de interés anteriormente exploradas en ciclos, de ahí el nombre. De modo específico, dentro de cada uno de esos grupos, hay una docena de subdivisiones con las que te puedes identificar en un grado más profundo al leer el libro completo.

Los problemas y las soluciones de los Scanners

Los scanners se vieron profundamente afectados por un proceso histórico. La carrera tecnológica contra la Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial cambió el lugar común acerca de los Scanners, que hasta entonces eran personas admiradas.

Después de eso, ocurrió un cambio dramático.

Cuando Rusia lanzó el Sputnik, el primer satélite a ser lanzado en el espacio, los Estados Unidos entró en shock. Inmediatamente, los recursos públicos se dedicaron en su mayoría a superar o al menos empatar con tecnología rusa. Así, todo se volvió secundario. Las universidades se transformaron en centros de formación especializada y la ciencia y la tecnología se volvieron más importante que cualquier otra área.

Las facultades de literatura, las humanidades, hasta la historia fueron vistas como lujos irrelevantes. Y con esa declinación, vino un cambio radical en la reputación de los scanners. Repentinamente dejaron de ser eruditos y curiosos, y pasaron a ser “irrelevantes” e “infantiles” .

Todo ese contexto impuso una presión psicológica sobre las personas a quienes les gusta la variedad, sin mencionar los problemas que ya poseen por naturaleza. Vamos a comentar sobre los 4 principales problemas en este contexto y ofrecer algunas soluciones para enfrentarlos a continuación.

La Auto-aceptación para el rechazo social

Si los scanners no pensaran que deben limitarse a un sólo campo, 90% de sus problemas dejarían de existir de acuerdo con Barbara Sher. Con la excepción del tema de gestión de proyectos de aprendizaje, los scanners solamente necesitan rechazar el lugar común que dice que están haciendo algo mal y abrazar de una vez por todas su verdadera identidad.

Casi todos los casos de baja autoestima, vergüenza, frustración, sentimientos de inadecuación, indecisión e incapacidad de entrar en acción simplemente desaparecen en el momento en que entienden que son scanners y dejan de intentar ser lo que no son.

Los scanners son curiosos porque son genéticamente programados para explorar todo lo que les interesa.

Si eres un scanner, esa es tu propia naturaleza. Si ignoras esto, corres un gran riesgo de nunca estar feliz contigo mismo.

Si finalmente llegaste a la conclusión de que no debes tratar de conformarte a la norma y sacar el máximo provecho de tu mente curiosa, es hora de tomar una nueva ruta.

En vez de mudarte a ti mismo, vas a cambiar tu alrededor ahora. Tú necesitas dirigir tu energía para crear un ambiente que te abraze exactamente como que es.

El Diario de scanner para la Imaginación Fértil

Como un buen scanner, debes sufrir de exceso de ideas, ¿verdad? Tu mente inquieta está imaginando cosas nuevas en todo momento, incluso cosas locas que ni siquiera sabía que eras capaz de pensar. Muchas veces, la consecuencia de eso es una alta ansiedad y una indiferencia a tus propias ideas, ya que las tiene de sobra. La ansiedad ya es consenso que no hace bien para la salud mental. En cuanto a la indiferencia a sus ideas, ella no es buena para su autoestima, porque tácitamente deja de reconocer el valor de tu imaginación fértil y, en última instancia, su propio valor.

Al contrario, debes apreciar tu fertilidad mental como algo muy especial, incluso si crees tontas algunas de sus invenciones. El simple hecho de considerar que tus exploraciones valen la pena comienza a cambiar tus conversaciones internas para un lugar de más auto-admiración.

Una solución para ayudar en ese sentido es el Diario de scanner.

Esto es un cuaderno sin pauta reservado para lo que haces en el día a día como Scanner. Funciona como su lugar para capturar tus ideas y sus ramificaciones. Además, sirve como herramienta de auto-estudio en la que estás completamente libre y sin restricciones para aprender, diseñar y elaborar lo que quieras.

En otras palabras, este cuaderno es tu versión personal de los cuadernos de Leonardo da Vinci. Si aún no los conoces, echa un vistazo a Internet para inspirarte en los modelos y garabatos del genio. Los registros de Leonardo son deliciosamente fuera de orden, impulsivos y desenfrenados.

Mientras más lejos vas con tus fantasías en las páginas de tu diario, más claridad mental va a lograr. Una observación importante es que no debes hacer listas accionables de tareas, como listas de compras o utilizarlo como un diario genérico. Recuerde que sólo entran cosas relacionadas con tu rol de scanner.

La autora también recomienda que escribamos en el diario todos los días al menos por las dos próximas semanas para instalar el hábito. En términos de qué diario comprar, ella también sugiere adquirir eses moleskines o cuadernos que hasta tenemos miedo de escribir por seren tan bonitos. Asegúrese de que no hay pautas y dé mucho espacio para escribir. Cuanto más grande sea cada página del cuaderno, mejor.

Entonces, si te quieres valorar más y reducir la ansiedad que viene de tu mente fértil, pruebes un diario de scanner.

Calendario y Fichero de Intereses para el Miedo a la Pérdida

Los scanners generalmente tienen problemas con el tiempo. El principal de estos es el Miedo a la Pérdida (de la sigla en inglés FOMO). Este miedo es un estado de espíritu que resume nuestra noción de tiempo enteramente al momento presente. En el contexto de los Scanners, eso significa que todos los proyectos que queremos hacer que no caben en el ahora, no serán realizados, o sea, un problema. Cuanto más proyectos, más grande el miedo y la parálisis.

Sin embargo, nada aleja más el Miedo a la Pérdida que un calendario.

El mejor tipo de calendario es lo suficientemente grande para mostrar todo lo que quieres hacer en los próximos años en una sola visión. Y si ese es colgado en la pared como un recordatorio constante, mejor aún para combatir el miedo.

Y no tienes que esperar nada para tener el tuyo ahora. Basta tomar una gran hoja de papel A2 o enmendar algunos A4 y dividir el papel en seis cuadrados grandes, correspondiendo a cada uno de los próximos 6 años.

¿Por qué seis?

Porque es bueno saber que tienes 6 años enteros para poder contar. En la experiencia de la autora, si es menos, el scanner puede tener ansiedad por prisa o preocupación. Si es más de 6, la jornada se puede poner un poco intangible. Seis años parece ser el número ideal para los scanners.

Así que pienses en todos los proyectos que realmente desea hacer. Descubre qué quieres hacer pronto y cuáles pueden esperar.

¿Y si vienen nuevas ideas de proyectos?

Un Fichero de Intereses te ayuda a acompañar todas estas ideas. El objetivo es mantener todos los nuevos intereses en un lugar organizado. En ese sentido, cada ficha del fichero recibe el nombre del tema de interés. En las hojas de cada pestaña, se mantiene las ideas de proyectos o cualquier contenido del interés en cuestión para referencia futura.

A primera vista, un calendario y un cuaderno pueden no parecer herramientas excepcionales, pero no te engañes. Si te gusta puedes adaptarlas al medio digital e incluso utilizar otras herramientas con premisas similares. De todos modos, esas te darán un buen norte para gestionar su principal problema relacionado con el tiempo.

ETES para el Miedo del Compromiso

No hay duda de que los scanners a menudo tienen dificultades para encontrar un trabajo que realmente funcione en su estilo de vida. Los trabajos comunes raramente cumplen a su criterio de variedad. Esto desencadena una reacción muy común entre Scanners, que es el miedo al compromiso. A pesar de ser perfectamente comprensible, este miedo puede generar problemas como falta de dinero y de experiencias profesionales, ya que tal fobia nos lleva a descartar buena parte de las opciones de trabajo que surgen.

¿Cómo encontrar un camino del medio en ese contexto entonces?

Antes de elegir un trabajo, Barbara sugiere que veas si es compatible con este sistema de cuatro pasos que desarrolló con sus clientes, llamado ETES (del inglés LTTL). La metodología dio tan cierto en la superación del miedo al compromiso, que fue consolidada en su práctica como coach.

Las letras representan “aprender”, “testar”, “enseñar” y “salir”. En su Diario de scanner, escribe cada carrera o interés que estás considerando a traves del Sistema ETES. Por ejemplo, digamos que estés considerando un trabajo de supervisión de operaciones para una gran empresa. Escribirías algo así:

1. Estudiar: “Durante 6 meses, voy a aprender a administrar la oficina central de una gráfica nacional, creando nuevos sistemas”

2. Testar: “Después de que la curva de aprendizaje se ponga estable, voy a intentar implementar mis nuevos sistemas, perfeccionarlos, garantizar que funcionan y crear nuevos prototipos si es necesario. Esto puede tardar 2 meses más.

3. Enseñar: “Cuando esté claro que lo que proyecté funciona y la empresa quiera que lo ejecute, les explico que puedo quedarme sólo el tiempo suficiente para enseñar a alguien a hacer el trabajo. Lo que yo enseñe todos los días entra en el manual de los empleados para consolidar el proceso. Tal vez eso lleve algunos meses más.

4. Salir: “En este día, voy a hacer mi fiesta de despedida y salir con un dinero que me permite vivir por un año sin la necesidad de trabajar. Ganar esa cantidad fue el resultado directo de cuánto la empresa pasó a ahorrar a través de mi solución. Durante mi año libre, voy a perseguir otros intereses y mirar las oportunidades interesantes en algún nuevo campo, en el que pueda repetir ese proceso. “

Puede ser difícil encontrar empresas que adopten esta mentalidad de “tour of duty”, porque es una idea relativamente nueva que empresas del Silicon Valley, como Linkedin, están compartiendo activamente. De cualquier manera, si no encuentras un empleo que sigue esta lógica, puedes todavía probar trabajos como freelancer o asesor, que por su propia naturaleza se basan en proyectos.

Encima de todo, la verdad es que los scanners necesitan aprender y crear. Así es. Rara vez, un scanner será feliz haciendo tareas administrativas, por más importantes que sean. El talento de los scanners es difícil de encontrar. Un gestor inteligente sabrá reconocer y aprovechar la oportunidad.

Conclusión

Si tu ya llegaste a la conclusión de que no debes tratar de adaptarse al patrón para sacar el máximo provecho de tu mente curiosa, es hora de seguir una nueva dirección. Ahora es el momento de cambiar tu entorno. Necesitas dirigir tu energía para crear un ambiente que te valorice como scanner. Utiliza las herramientas y técnicas ofrecidas por Barbara a tu favor y comienza a regalar el mundo con sus talentos únicos.

¿Y tú?

 

¿Qué piensas de las ideas de la Barbara Sher acerca de Elija no Elegir?

Te llamó la atención alguna?

Me encantaria charlar contigo en los comentários. 🙂